El troglodita de Trump prohíbe los viajes culturales a Cuba

Rolando Prudencio Briancon

En su afán de: “volver hacer grande otra vez América” Trump se ha entrampado no sólo en una serie de reacciones que se han dado a nivel mundial contra una serie de políticas que no han sido siquiera admitidas en su propio país, como el caso del alcalde de Nueva York Bill de Blasio quien se ha opuesto a expulsar migrantes indocumentados; sino que incluso en lo que ya es el plano de la acción militar, Trump se ha llevado el sinsabor de no haber salido con su gusto de meter su caballo de Troya de la “ayuda humanitaria” hace más de 100 días.

Pero en lo que nuevamente le está comenzando a salir el tiro por la culata, es esta vez contra la orden ejecutiva de prohibir los viajes con fines turísticos y culturales a Cuba; como queriendo buscar un chivo expiatorio en Cuba por su fracaso rotundo en su intentona intervencionista en Venezuela.

Parte del fracaso de la políticas anti cubanas y anti venezolanas tiene su origen en el rol que juega la disidencia -gusanera sin eufemismos- cubana asentada en La Florida, donde obtuvo su victoria electoral, y cuyos operadores son Marco Rubio, Ileana Ross Adato de Lethinnen, Ted Cruz y una vasta banda de bastardos.

Hoy ha aparecido otro operador del gobierno de Trump: Steven Terner Mnuchin quien mediante una orden ejecutiva ha decidido poner fin al programa de intercambio cultural: “People to people”, justificando la decisión de interrumpir los viajes culturales y educativos a Cuba advirtiendo que: “Cuba continua desempeñando un papel desestabilizador en el hemisferio occidental, proporcionando una plataforma comunista en la región y apoyando adversarios estadounidenses en lugares como Venezuela, Cuba y Nicaragua al fomentar la inestabilidad, socavar el estado de derecho y suprimir los procesos democráticos”.

Pero por contrapartida la revista norteamericana National Geographic ha difundido que: La Habana se constituye en el mejor destino turístico y cultural recomendado, dentro los 15 mejores destinos del resto del mundo para éste 2019 por cuanto: “Es un desafío para cualquier viajero conocer Cuba”, resaltando entre otros de los atractivos culturales el Festival internacional del nuevo cine latinoamericano.

Es por esa razón hago énfasis en que serán las contradicciones internas, como parte de las leyes dialécticas las que llevaran a la implosión imperial de los EE.UU., y que aunque podría tratarse que por ser el turismo y la cultura actividades políticamente poco influyentes en la geopolítica regional, que pasase desapercibida, ésta desacertada decisión de Trump de prohibir los viajes a Cuba; pero tengan por seguro que será otra de las ya múltiples  metidas de pata de Trump que contraproducentemente tendrá un costo político en los mismos EE.UU.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No Comments Yet

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Tweets

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar